Chips de remolacha

Esta es una receta del libro de cocina “It’s All Easy” (Todo es fácil), un maravilloso libro de recetas fáciles, rápidas y saludables que pueden ser preparadas en la noche después de un día de trabajo. Hice algunas pequeñas modificaciones a las instrucciones para que fuera más fácil aún. ¡Disfrútala!

Ingredientes

  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva
  • 2 remolachas medianas (peladas o muy bien lavadas)
  • 1 cucharadita de romero, picado
  • Sal

Preparación

Precalienta el horno a 325 grados.

Usa una mandolina para rebanar las remolachas en lonjas tan delgadas como sea posible. Si se puede, intenta hacerlas tan finas como los chips de patatas. 

En un tazón, mezcla las remolachas rebanadas con el romero, el aceite de oliva y una pizca de sal.  

Coloca las remolachas en bandejas de hornear, asegurándote de que no se superpongan unas con otras.

Dependiendo del grosor de las lonjas, hornea por 20-30 minutos. 

El libro de cocina It’s All Easy recomienda servirlas con hummus de cilantro. Tú puedes servirlas con tu hummus favorito… Aquí hay una receta que creo te gustará mucho.

¡Disfrútala!

Espero que disfrutes esta receta y que te ayude a vivir mejor. Me encantaría saber de ti, así que por favor deja un comentario a continuación. 

Si has disfrutado este artículo, ¡compártelo con amigos y familiares! 

Judith

Acerca de las remolachas:

  • ¿Sabías que las hojas de remolacha fueron consumidas por siglos antes de que la parte de la raíz se hiciera popular?
  • Las remolachas están estrechamente relacionadas con las acelgas, y sus hojas son similares en sabor y textura.
  • La raíz es una importante fuente de azúcar, y las hojas son ricas en nutrientes, vitaminas y carotenoides.

Perfil nutricional:

  • Fitonutrientes
  • Folato
  • Manganeso
  • Potasio
  • Cobre
  • Fibra dietética
  • Magnesio
  • Fósforo
  • Vitamina C
  • Hierro
  • Vitamina B6

Beneficios para la salud:

  • Antioxidante
  • Anti-inflamatoria
  • Soporte de la desintoxicación

Selección y almacenamiento:

  • Escoge remolachas pequeñas o medianas con raíces firmes, de piel lisa y color intenso.
  • Evita aquellas que tengan moretones, puntos oscuros o áreas suaves y húmedas
  • No laves las remolachas antes de guardarlas
  • Envuélvelas en una bolsa plástica, sacando todo el aire que sea posible. 
  • Mantenlas refrigeradas por cuatro días

En colaboración con Soul Food Salon, cada semana presentaremos un delicioso ingrediente de la temporada (con recetas y algunos datos interesantes de bienestar). Por favor comparte fotos de tus comidas en Instagram usando la etiqueta #SoulFoodSalon y síguenos en @JudithDuval y @SoulFoodSalon.  ¡Nos emociona cocinar contigo!