Lo más importante que tengo que hacer cada día para que me vaya bien

Mi perrito acompañándome en mi meditación

Mi perrito acompañándome en mi meditación

Recientemente estaba escuchando la versión de audiolibros de “Conversaciones con Dios, Libro 1” mientras caminaba a mi perro, cuando una frase hizo que me detuviera de repente. Literalmente tuve que sacar mi teléfono para tomar nota. Según uno de los personajes principales:

“Si no buscas adentro, andarás sin nada”

Wow. Yo sabía que algo importante se avecinaba, como preludio de esto hubo en el audiolibro algunas buenas instrucciones acerca de silenciar el ruido que nos rodea en nuestro mundo.

“Empieza por quedarte quieto. Silencia el mundo exterior, para que puedas observar el mundo interior. Esta mirada interna es lo que buscas, pero no puedes obtenerla mientras estés tan profundamente inquieto por tu realidad externa. Intenta, entonces, buscar tan profundo dentro de ti como sea posible.”

No es sorpresa entonces que buscar dentro de mí y conectarme con mi verdadero ser es lo más importante que hago todos los días (aquí hay un artículo reciente acerca del Verdadero Ser que te puede resultar interesante).  Lo he hecho por tantos años, que con frecuencia me conecto de manera inconsciente y no hacerlo diario es similar a no cepillarme los dientes. Por mucho tiempo le he dado prioridad a esto en mi día a día sobre cosas como hacer ejercicio, alimentarme sanamente, dormir lo suficiente, tomar suficiente agua, etc., etc., etc., (¡y todos sabemos la importancia de todas estas actividades para mí!).

¿Cómo empecé a buscar activamente (y todavía busco) dentro de mí? Esto es lo que hago:

  • Al despertarme me pregunto: ¿Qué quiero para este día? Rápidamente hago un repaso mental del día entero y como quiero que salga todo. Uno de mis profesores favoritos en Stanford promueve el punto de esta actividad, lee el articulo aquí.  
  • Lo primero que hago en la mañana, apenas me levanto de la cama es meditar (Aquí hay excelentes recursos si estás interesado en empezar a meditar).
  • Escucho un audiolibro en mi camino al trabajo (o cuando tengo la oportunidad). Si no tengo tiempo de leer algo enriquecedor para mi espíritu después de la meditación, ¡me lo llevo para el camino! Descarga esta aplicación de audiolibros cuando puedas junto con algunos libros que pueden ayudarte a buscar adentro de ti aún más. “Conversaciones con Dios” es un buen inicio. Yo escucho audiolibros todo el tiempo. ¿Lavando los platos cuando no hay nadie en casa? ¿En tu habitación doblando la ropa después de secarla? ¿Haciendo una tarea cotidiana del hogar y sientes que quieres aprovechar mejor ese tiempo? (como el ejemplo que di acerca de caminar mi perro) Todos esos son momentos excelentes para escuchar un audiolibro.
  • Creo una estructura. Por ejemplo, si tengo un día muy ocupado con reuniones, utilizo cada momento que voy al baño como mi estructura para buscar dentro de mí. Cada vez que me detengo para ir al baño, es el momento perfecto para hacer una pausa, respirar profundamente y buscar en mi interior.
  • La última oportunidad: lo hago en la noche. Si no he podido hacer cualquiera de las anteriores, medito en las noches y escribo en mi diario. Usualmente hago una lista de agradecimientos por el día y por los días que vendrán (Aquí hay un gran artículo sobre esto que se te gustará).

Tal vez puedas hacer todas estas cosas en un solo día (ese sería un día de los BUENOS). Tal vez solo puedas hacer tan solo un par de ellas con práctica. Si empiezas haciendo tan solo una, pronto estarás en buena forma. Dejas de mentirte a ti mismo con tu propio conocimiento y sabiduría interna, y encontrarás tu voz y lo que deseas profundamente. Silencias el ruido a tu alrededor que está ahogando tu propia voz. Te vuelves más seguro y tú verdadero ser irradia hacia afuera. Las personas lo notan y dejan de intentar abrumarte con sus opiniones. Si ellos no dejan de hacerlo, tú eres lo suficientemente fuerte y estás tan conectado con lo que eres realmente que ese ruido se convierte en una pluma tratando de derribar tú verdadero ser. Y por eso, si no consigues el tiempo para buscar dentro de ti, andarás sin nada. Andarás sin tu verdadero ser.

¡Espero que esto te ayude! Me encantaría saber de ti, así que por favor deja un comentario debajo. Si has disfrutado esta publicación, ¡compártela con amigos y familiares!

Un abrazo,

Judith