El Espíritu Santo y como nos puede apoyar

“Conversaciones sobre Dios” es una serie de entrevistas en las que no solo estudiamos a Dios, sino también los distintos caminos que conducen a Él. Buscamos una mejor comprensión de las enseñanzas que viven entre nosotros para incorporar más a Dios en nuestras vidas cotidianas.  Esta es la primera parte de la serie de tres entrevistas con el Padre Allan Figueroa Deck. En esta entrevista, el Padre Deck y yo conversamos sobre el Espíritu Santo, qué es, qué papel juega en nuestras vidas, cómo podemos experimentarlo, y las maneras cómo podemos recurrir a su apoyo para crear una vida feliz y pacífica.

Para escuchar nuestra conversación, dale click a “Play” en el botón de al lado. 

Subcribete a mi serie de podcastTambien puedes encontrar los episodios en iTunes y AndroidBaja una copia de este episodio aquí: Download.   

Si prefieres leer los puntos principales de nuestra entrevista, aquí están para ti:

¿Qué es el Espíritu Santo?

  • El Espíritu Santo es el nombre que damos a una persona que existe en Dios.  Dios es como una familia, una comunidad, es uno pero hay diferencias, hay diversidad dentro de la misma persona de Dios. Dentro de esas relaciones, de amistad, de amor, relaciones personales dentro de Dios, hay comunidad, creatividad, un constante dar de sí mismo, y un recibir del otro. Dios es amor, porque la naturaleza del amor es dar y recibir. Existir para el otro, no existir para uno mismo.

¿Cuál es el rol del Espíritu Santo?

  • Es una de las formas en la que la segunda persona de la Santísima Trinidad, Jesús, se hace real, se hace concreto, se comunica, es el mundo, es la historia, en las decisiones.  Está con nosotros ahora. Nosotros participamos en esta vida Divina.

¿Cómo podemos experimentar el Espíritu Santo?

  • La forma más real de experimentar el Espíritu Santo es la actividad humana, en las decisiones que tomamos, en las cosas que hacemos con nuestra vida. Como nos portamos, como nos relacionamos con nuestra pareja, con los hijos, con los colegas, con los pobres, con los marginados, con los demás. El Espíritu Santo se hace real en el discernimiento, cuando la persona escoge qué hacer con su vida. Porque Él es la manifestación del amor de Dios, y el amor se manifiesta en obras, más que en palabras.

¿Cómo podemos tener del apoyo del Espíritu Santo?

  • El Espíritu Santo no es algo automático, tenemos que poner de nuestra parte, tomar nuestras medidas para ponernos en sintonía con el Espíritu Santo. No es algo simplemente milagroso. Tenemos que disponernos para recibir la gracia del Espíritu.
  • Tenemos que pedir la luz del Espíritu Santo, pero a la vez tenemos que estudiar las posibles opciones, las posibles decisiones que tenemos en la vida. Tenemos que usar nuestra inteligencia, tenemos que hacer preguntas, consultar con personas que sepan algo del caso. Tenemos que pedir consejo y sobre todo, para recibir al Espíritu Santo tenemos que cultivar la libertad.
  • Cada uno de nosotros tiene algo en particular quenos limita, que nos afecta y que nos lleva en un sentido contrario a lo que Dios quiere. Para algunos es el orgullo, o la lujuria, o la avaricia, todos los pecados capitales. Tenemos que conocernos, porque el Espíritu nos quiere guiar, nos quiere ayudar pero nosotros tenemos que poner todo nuestro ser a su disposición, incluyendo nuestra inteligencia, nuestra psicología, nuestra forma de pensar propia como personas, y en la medida que nos entendamos y aceptemos y seamos realistas vamos a cultivar mayor libertad para escoger lo que Dios quiere, en vez de engañarnos a nosotros mismos escogiendo algo porque es lo que queremos, o nos gusta.
  • El Espíritu siempre nos va a ayudar, pero nos puede ayudar más cuando cooperamos un poco.

El Padre Allan Figueroa Deck es el presidente de los Valores Católicos de la Universidad Loyola Marymount y es Profesor de Estudios Teológicos. Es miembro de la junta directiva de la Escuela Jesuita de Teología en la Universidad de Santa Clara y del Centro de Investigaciones Aplicadas en el Apostolado (CARA) de la Universidad Georgetown. El Padre Deck fue co-fundador y el primer presidente de la Academia de Teólogos Católicos Hispanos de los Estados Unidos (ACHTUS) así como también del Consejo Católico Nacional para Ministros Hispanos (NCCHM).