Obtén más de lo BUENO en tu vida

Mientras escribo esto, me encuentro en la Conferencia 2016 de Nutrición y Salud en Denver, Colorado. La conferencia es maravillosa y estoy aprendiendo mucho; estoy deseosa de compartir con ustedes los puntos clave que he aprendido así como las estrategias para aplicarlos en tu vida. 

Mi último artículo abordó la necesidad de tomar un respiro cada día. Si te lo perdiste, lo puedes encontrar aquí. Siempre me preguntan cómo hago para encontrar la disciplina para practicar diariamente las acciones de bienestar que realizo. Bueno, yo tengo un pequeño y sencillo truco que podría resultar útil para ti y que recordé cuando estaba comiendo aquí en la conferencia.

Yo veo mi día, semana, y tiempo en general, como el plato vacío que uno lleva en la fila de un buffet. Cuando llego al buffet, mi plato está vacío. Usualmente camino de un lado al otro de la mesa del buffet antes de ponerme en fila para ver todo lo que ofrecen. Hago una nota mental de lo que es sano y lo que no. Luego me pongo en la fila y procedo a llenar mi plato con las opciones sanas. Por lo general, lleno el 90% de mi plato, y solo dejo un espacio minúsculo para la comida poco saludable. Un equilibrio perfecto. 

Abordo mi día y semana de la misma manera. Veo todas las cosas en las que he estado invirtiendo mi tiempo y empiezo a tomar decisiones. ¿De cuáles cosas BUENAS quiero más? Mis meditaciones siempre califican como buenas… Eso reduce las 24 horas y los 7 días que todos tenemos disponibles. Dormir siempre califica. El tiempo de calidad con mi familia siempre califica (3 horas de senderismo en la naturaleza los sábados, grandes comidas los domingos). El trabajo siempre califica. Y poco a poco, mientras programo todas las cosas BUENAS en mi agenda, mi tiempo se va reduciendo hasta que queda muy poco o nada. Esto me deja menos oportunidades de que me absorban actividades poco saludables. Tengo tantas cosas BUENAS en mi vida, ¡que ni siquiera puedo darle cabida a las cosas poco saludables!

¿Qué puedes hacer TÚ HOY?

  1. Haz una lista de las cosas BUENAS de las que quieres más en tu vida
  2. Empieza a programarlas en tu vida. Empieza con el día de mañana (sí, mañana). ¿Qué cosas BUENAS puedes introducir? Ahora piensa en la próxima semana. Programa de verdad todas las cosas BUENAS. Haz planes para cenar con tu familia. Haz planes para salir a hacer una caminata en la naturaleza. ¿Qué noches puedes irte a dormir a las 10 pm?
  3. Confía en que si tomas control de tu tiempo de esta manera, identificando las cosas BUENAS de las que quieres más y las programas efectivamente, podrás ignorar las cosas no tan buenas y poco saludables que haces sin percatarte.

Me encantaría saber de ti, ¡Dime cómo te fue! Por favor deja un comentario o tu pregunta a continuación. Si has disfrutado este articulo, me sentiría honrada de que lo compartieras con amigos, familia y comunidad.

Abrazos,

Judith