Cómo encontrarte contigo mismo y ser quién eres realmente

Yo creo firmemente que tenemos dos opciones: o respondemos basados en nuestro Ser Verdadero o reaccionamos basados en nuestro Ser Destructivo. Nuestro Ser Verdadero actúa desde nuestros valores y propósito en la vida, y es que lo verdaderamente somos en lo más profundo de nuestro interior. Tenemos una poderosa conexión con él cuando somos más jóvenes, antes de que las experiencias de la vida empiecen a crear nuestro Ser Destructivo.

Puedes encontrar este artículo en audio. Solo dale “Play” aquí:

Subcribete a mi serie de podcast. Tambien puedes encontrar los episodios en iTunes y Android.

Nuestro Ser Destructivo es esa voz interior que nos habla desde nuestras inseguridades, ansiedades y miedos. Se manifiesta como una voz que abarca todas nuestras decepciones, heridas y críticas que hemos recibido previamente. Puede parecer que quiere protegernos (porque a veces nos da información importante), pero si se sale de control, nuestro Ser Destructivo puede volverse dañino y tóxico, destruyéndonos a nosotros, nuestras vidas y las vidas de los que nos rodean. Nuestro Ser Verdadero responde desde el amor. Nuestro Ser Destructivo reacciona desde el miedo. 

Y aquí es donde las cosas se vuelven un poquito confusas. Hay un malentendido sobre qué es realmente el amor, y también hay un malentendido sobre qué hacer con el miedo. Con frecuencia pensamos equivocadamente que el amor es un tipo de adjetivo, una manera de describir nuestra relación con alguien. En cambio, si pensáramos en el amor como un verbo, interactuaríamos de manera muy diferente con la persona que amamos. Usualmente pensamos que el amor es un sentimiento en vez de acciones que debemos realizar.

Si logras aclarar este malentendido, te prometo que estarás en capacidad de mostrarle al mundo quién eres realmente, y de sacar menos tu Ser Destructivo.   

Aclarando lo que es el Amor

Cuando piensas en alguien a quien amas, ¿qué es lo primero que se te viene a la mente? ¿el sentimiento o cómo tratas a esa persona? ¿No sería genial que pensáramos en ambas cosas? Permitirnos tener el sentimiento, y también entender que amar es un verbo y está compuesto de las siguientes respuestas:

  • Saber escuchar
  • Intentar comprender (aunque no estemos de acuerdo)
  • Expresar compasión
  • Practicar la paciencia
  • Abstenernos de lastimar con palabras
  • Reconfortar
  • Ayudar y cuidar

Nos cuesta hacer todo lo anterior porque a menudo no hacemos esas cosas ni siquiera por nosotros mismos, ¡pero les hablaré sobre cómo aumentar nuestro amor propio en otro artículo! Lo más importante es que nuestro malentendido acerca del amor eventualmente nos conduce a sentirnos frustrados. Tanto en situaciones en las que no sabemos qué hacer para demostrarle nuestro amor a alguien, como en otras situaciones en las que no nos sentimos en capacidad de sentir amor cuando esa persona no se está comportando de las maneras que mencioné arriba. 

Aclarando qué hacer con el miedo

El malentendido sobre qué hacer con el miedo agrava todo. Nuestro Ser Destructivo detecta el miedo y decide reaccionar, en vez de intentar comprender: cuál podría ser la causa del miedo y qué podemos hacer al respecto. Y por eso reaccionamos de las siguientes maneras:

  • Desdeñosa
  • Despectiva
  • Crítica
  • A la defensiva
  • Pasiva agresiva
  • Insultante
  • Hiriente
  • Improductiva

Cuando sentimos miedo, en realidad es que estamos asustados por el sufrimiento de una manera u otra, sea sufrimiento emocional, mental, físico, financiero, etc. El miedo es una experiencia humana normal. Cuando no aceptamos que el miedo es algo que todos experimentaremos en la vida, querremos deshacernos rápidamente de él cuando aparezca para “protegernos” nosotros mismos… lo cual origina todas las disfunciones y ataques que mencioné arriba. Entonces, ¿qué debemos hacer con el miedo cuando lo experimentemos? Lo sentimos, lo observamos, y lo dejamos pasar para poder responder en vez de reaccionar.  La mejor manera de sentirlo, observarlo y dejarlo pasar es a través de la meditación. Aquí hay una meditación gratis para ti, ¡hazme saber si te gustó! 

Ejemplos de la vida real

Aquí hay unos ejemplos de la vida real sobre la batalla que libra nuestro Ser Verdadero contra nuestro Ser Destructivo:

  • En nuestro trabajo: cuando queremos pedirle a nuestro jefe un aumento de sueldo
    • Nuestro Ser Destructivo y el miedo nos dicen: “Confórmate con lo que tienes. No eres indispensable así que no les des una excusa para despedirte. No agites las cosas”.
    • Nuestro Ser Verdadero y el amor nos dicen: “Haz una lista de todas tus contribuciones y el valor que aportar. Evalúalas y si crees que estás recibiendo un salario muy bajo, entonces pide lo que tu familia y tú merecen
  • Con tu familia: cuando tu pareja está distante y callada
    • Nuestro Ser Destructivo dice: “No me ama. Quiere dejarme. ¡Pánico AHORA!”
    • Nuestro Ser Verdadero dice: “Quizás toda la presión del trabajo lo/la está distrayendo, y esto no tiene nada que ver conmigo. Le preguntaré este fin de semana”.
  • En nuestra comunidad: cuando nuestro amigo(a) se la pasa quejándose y compartiendo chismes
    • Nuestro Ser Destructivo dice: “Qué persona tan horrible, con razón siempre está fracasando”
    • Nuestro Ser Verdadero dice: “Quizás yo soy la única persona que tiene para hablar. Puedo apoyarlo escuchándolo, pero estableciendo un límite o evitando involucrarme”
  • Con nosotros mismos: cuando cometemos un error
    • Nuestro Ser Destructivo dice: “Eres un perdedor, nunca podrás hacer nada bien”
    • Nuestro Ser Verdadero dice: “Eres humano, todo el mundo comete errores. ¿Qué podemos aprender de esta situación para no repetirlo de nuevo?”

El miedo quiere que vivas una vida “segura”, mediocre y limitada, y te dará ejemplos de los desastres que podrían ocurrir. El problema es que eventualmente el miedo creará una vida llena de amargura y resentimiento (¡entre muchas otras cosas!). Muchos años de tomar decisiones desde el miedo producirán una vida frustrada.

En cambio, una vida basada en nuestro Ser Verdadero es una vida plena, grandiosa y amplia. Es la vida que aquellos que están genuinamente satisfechos y felices están viviendo. 

Qué puedes hacer TÚ HOY

La próxima vez que debas tomar una decisión, da los siguientes pasos para asegurarte de mostrarle al mundo quién eres realmente:

  1. Pregúntate: “¿Qué opciones tengo para responder a esta situación”
  2. Nota los sentimientos que te genera cada una de las opciones. Una opción reactiva que provenga del miedo te generará un sentimiento negativo de baja energía, como los que producen la tristeza o el resentimiento. Una opción que provenga del amor te generará un sentimiento positivo, con mejor energía, como los que producen la esperanza y la paz. 
  3. Escoge la opción que te está dando tu Ser Verdadero. Esa que proviene del amor.

Recuerda (y comparte en Facebook):

Espero que este artículo te haya servido. 

¿Conoces a alguien que se beneficiaría de mostrar al mundo quién es en realidad? Comparte este artículo con ellos, o compártelo con tus amigos y familiares para que ellos también puedan empezar a crear la vida que quiere vivir.

¿Tienes alguna estructura que te haya ayudado a vivir mejor? Si es así, házmelo saber en los comentarios a continuación. Si tienes alguna pregunta, por favor hazla y la responderé.  

Judith