Como evitar el "burn out"

Hay muchas maneras en las que podemos cuidarnos nosotros mismos y mantener el agotamiento extremo a raya. Aquí hay una estrategia que me parece fundamental y que no podemos ignorar.  

Una de las cosas más importantes que podemos hacer es tomar conciencia de cuáles son nuestros valores. Si renunciamos a nuestros valores, comenzaremos a sentir resentimiento por cualquier cosa que esté causando esta renuncia, sea una persona o actividad. ¡El resentimiento terminará convirtiéndose en agotamiento!  

Aquí hay un video genial de Marissa Meyer hablando sobre esto: 

Ahora, ¿cómo puedes descubrir cuáles son tus valores? Una manera de lograrlo es pensar en un momento en el que fuiste extremadamente feliz. ¡Tan feliz que no podías creerlo! ¿En dónde estabas? ¿Con quién estabas? ¿Qué estabas haciendo? Reflexiona sobre este recuerdo y experiencia, y realmente extrae lo que puedas. En lo más profundo de tu interior, verás que uno o varios de tus valores fueron honrados en ese momento.  

Por ejemplo, uno de mis momentos más felices fue en Stanford. Después de una profunda reflexión me di cuenta de lo importante que era el valor del aprendizaje para mí. Soy muy curiosa, siempre quiero saber por qué algo funciona, por qué no funciona, qué puedo aprender, entre muchas otras cosas más. Para poder evitar el resentimiento y el agotamiento, yo necesito honrar este valor. Otra manera de identificar tus valores es pensar en cómo quieres ser recordado cuando ya no estés. ¿Qué quieres que diga la gente sobre ti? ¿Estás viviendo eso HOY?

Recomiendo que tengas tus 4-5 valores principales muy claros y en tu mente siempre.

Aquí también está uno de mis primeros segmentos para Al Día en el que hablamos sobre este tema: 

Judith