¿Te sientes abrumado? Toma esta decisión

Para ver la entrevista de Univisión en la que hablamos de las bolas de cristal y de goma en tu vida, haz clic aquí.  

Para ver la entrevista de Univisión en la que hablamos de las bolas de cristal y de goma en tu vida, haz clic aquí.  

Recientemente colaboré con Univisión en un segmento sobre cómo manejar el hecho de sentirse agobiado. 

La mayoría de las personas con las que me cruzo, ya sea en mi vida personal o profesional, se sienten abrumadas. No importa si la persona es un ejecutivo o una madre que se queda en casa, las exigencias, los compromisos y las responsabilidades de la vida con frecuencia les producen agotamiento, estrés y ansiedad.

Casi nunca me cruzo con alguien que me diga que todo en la vida está en su lugar y es manejable, y que está verdaderamente disfrutando el ritmo con el que la vida está avanzando. Es más, todo el mundo cree que ellos están mucho más agobiado que la persona que tienen al lado, debido a su serie particular de problemas. 

En el segmento, yo compartí un pequeño consejo de esos que cambian la vida, y que mi profesor favorito de Stanford le dio a la clase hace algunos años. Mi profesor nos dijo que en el futuro siempre tendríamos MUCHAS COSAS que hacer. Punto. Esa era la realidad, y lo que teníamos que hacer era aprender a lidiar con muchas prioridades compitiendo entre sí, en vez de desear que no existieran. 

Entonces él nos aconsejó vernos a nosotros mismos como malabaristas, haciendo malabares con muchas bolas al mismo tiempo. Explicó que deberíamos ver cada bola como una responsabilidad de nuestra vida. Una bola podía representar a nuestra familia, otra nuestro trabajo, otra nuestra salud, y así sucesivamente. Él nos dijo que empezaríamos a experimentar problemas si intentábamos mantener todas las bolas en el aire. Es casi imposible hacerlo, ya que lo largo de los años, se van añadiendo más y más bolas. Si tratamos de mantenerlas todas al mismo tiempo en el aire, nuestra salud física, emocional y mental sufrirá. Tanto así, ¡que estamos en riesgo de dejar caer todas las bolas y que se rompan!

¿El punto más importante de este consejo? De todas las bolas que estás manejando, identifica cuáles son de goma y cuáles son de cristal. Y deja que las bolas de goma caigan. Ellas rebotarán y podrás atraparlas de nuevo. No dejes que las bolas de cristal caigan. Ellas se romperán en mil pedazos y nunca, jamás volverán a ser las mismas.  

Con frecuencia tomamos bolas de cristal como nuestra salud, matrimonio y familia y las ponemos en riesgo en beneficio de bolas de goma, como amistades superficiales o situaciones transitorias. En el segmento de Univisión, mi entrevistadora me dio un excelente ejemplo: discutir con tu hija sobre el color de la piñata de su cumpleaños… ¿qué es más importante? ¿lo que los invitados piensen de tu fiesta o fortalecer el nexo con un miembro fundamental de tu familia?

¿Con que frecuencia pensamos que “debemos” asistir a un cierto evento, o responder todos nuestros correos antes del final del día, o hacer perfectamente algo que es transitorio y poco importante? Tratamos de mantener estas bolas de goma en el aire junto con nuestras bolas de cristal, arriesgando las segundas que son las cruciales.

Recuerda (y por favor comparte en Facebook): 

Además de aprender a darle prioridad a nuestras bolas de cristal sobre las de goma, en el segmento también compartí dos de mis estrategias esenciales para aliviar aún más el agobio:

  1. Meditación. Los beneficios de la meditación son increíbles. Personalmente he experimentado beneficios completamente transformadores. Aquí hay tan solo algunos de ellos.

    ¿Sabes cómo meditar o te gustaría profundizar más tu práctica de meditación? Aquí hay una poderosa meditación guiada que no solo te ayudará a alcanzar esto, sino que también fortalecerá tu capacidad de practicar el agradecimiento.

    2. Páginas matutinas. La práctica de escribir páginas en la mañana te cambiará la vida. Puedes aprender más sobre ellas aquí.

Espero que este artículo te haya sido de utilidad. Me encantaría saber de ti, así que por favor deja un comentario o pregunta a continuación. 

¿Conoces a alguien que se beneficiaría de aprender a identificar en su vida cuáles bolas son de cristal y cuáles de goma? Comparte este artículo con ellos, y compártelo con tus amigos y familiares para que ellos también puedan empezar a crear la vida que quieren vivir. 

Judith